P. Edronkin

Usted no es más que un esclavo (IV).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Cualquier ser vivo luego de su crecimiento depende de sí mismo. Pero en la ciudad, ya dependemos del banco, de la compañía para la que trabajamos, de la policía, del gobierno, de los sindicatos, de los mercados, etc.

Estas no son entidades personales, pues si bien están constituidas por seres humanos las decisiones que se tomen a modo de políticas corporativas no dependen necesariamente de los sentimientos de los individuos que las componen, sino de los intereses de la organización. Que los intereses de dichas instituciones coincidan con los de las personas que se vinculan a ellas en algunos aspectos no quiere decir nada más que en algunos momentos y circunstancias no habrá conflicto entre ambas.

Es cierto que al vivir en sociedad es necesario también convivir y ceder algunos derechos naturales, como los definía Locke, con el fin de hacer que la administración del grupo u organización social sea posible. Por ejemplo, se cede la defensa y la seguridad a entidades comunes como la policía y las fuerzas armadas; la justicia y el derecho a sancionar se ceden a un poder judicial, y la educación de los hijos a las escuelas.

Esto en sí no es demasiado perjudicial para nadie, pues al fin y al cabo son pocos los que desearían actuar como pistoleros o verdugos por su propia cuenta y riesgo, pero el problema es que en el afán de “administrar eficientemente” la cosa pública, e incluso en los regímenes democráticos, se está empezando a ceder otra cosa, que es el libre albedrío de las personas."

Una imagen de los bosques valdivianos.
Otro estilo de vida es posible: en lugar de conocer el patético cubículo que
le espera en otra oficina, ¿Por qué no dedicarle un poco más de atención
a la naturaleza de sitios como los bosques valdivianos?



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©