P. Edronkin

Consejos para mejorar la estrategia de recursos humanos de una organización (XXIX).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Conservar las reglas de juego imperantes:

El hecho de que una organización acepte sin más las actitudes de personas ajenas dentro de ella, a pesar de que dichas actitudes puedan ser contrarias a sus normas, costumbres o tradiciones, implica de hecho alterar dichas normas.

Los cambios en el status quo son siempre difíciles y encierran dificultades, muchas de las cuales derivan del hecho de que un nuevo sistema de reglas siempre trae aparejado un reacomodamiento de las relaciones sociales y de poder dentro de la misma.

A veces es necesario modificar dichas relaciones con el fin de favorecer a la organización de alguna manera, pero no es conveniente hacer tales cambios de forma abrupta, y mucho menos, si son impuestos desde afuera.

Ello evidenciaría una debilidad muy marcada frente a los agentes externos, pero poco después el descontrol se trasladaría al interior de la organización, al ver sus integrantes que las cosas se valoran de acuerdo a un doble estándar.

Los cambios son buenos, pero deben ser meditados, y los cambios inducidos por actitudes de hecho no pueden ser meditados previamente. Por consiguiente, tales cambios traen aparejado un riesgo implícito muy grande.

Los cambios inducidos por actitudes son rápidamente visibles y detectables por los demás integrantes de la organización, por lo que si no se actúa rápidamente en contra de tales actitudes, estas podrían propagarse innecesariamente."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©