P. Edronkin

Consejos para mejorar la estrategia de recursos humanos de una organización (VI).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Por un lado, un novato que cuenta con escaso poder dentro de la estructura formal puede hacer poco, o al menos eso es lo que el sentido común y la percepción nos indican.

Por otra parte, un novato, al no comprender todavía las reglas de la organización en la que acaba de ingresar, puede violarlas no intencionadamente con mayor asiduidad y facilidad que alguien que ya posee cierta veteranía.

Sin embargo, las actitudes de los novatos, o para emplear un término más genérico, el comportamiento de los “débiles” también puede presentar una influencia muy importante en los destinos de la organización.

La fuerza de los débiles siempre está en su gran número, mucho mayor que el de los líderes. Creo que fue Richelieu quien afirmó una vez que estaba sorprendido acerca de cómo tanta gente puede ser gobernada, manipulada y manejada por tan pocos.

Si una idea, un concepto, un motivo de lucha, etc. anida en la mente de los débiles, adquirirá mucha fuerza y será muy difícil de detener.

Muchas veces, esto es aprovechado por los líderes para actuar en base a la demagogia; en otras ocasiones, puede ser bien aprovechado para poner en marcha a una organización, como ocurrió con la Volkswagen poco después de la Segunda guerra Mundial, pero en otros casos, el argumento capaz de movilizar a “las masas” puede no provenir de las autoridades y no ser controlable por ellas."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©