P. Edronkin

Consejos para formar su propia organización (IV).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Los mecenas o financistas:

El dinero no hace a la felicidad, pero hace falta; sobre todo si se tiene una idea que hay que poner en práctica, y para la cual se necesitará un trabajo de varios años, hará falta obtener financiamiento.

Esta es una dura realidad con la que administradores y emprendedores, usualmente los primeros en formar una nueva organización, se encuentran tarde o temprano.

Los mecenas pueden actuar como tales por un fin altruista, o directamente por lucro. Sin embargo, en todos los casos actuarán de forma tal que ellos obtengan algún tipo de beneficio de todo el asunto.

Al fin y al cabo, resulta tan absurdo pedirle a un financista que derroche su dinero como le resultaría a usted despilfarrar el suyo. Solamente es una cuestión de tamaño.

Es decir, para que un individuo o institución capaz de financiar en teoría un proyecto cualquiera se convenza de hacerlo, habrá que darle una seguridad razonable de que la idea posee un futuro promisorio.

Sabiendo que el mecenas esperará obtener algo del trato, lo que le queda a la otra parte es saber muy bien qué es lo que puede ceder. Es decir, antes de entrar en tratos serios con una fuente de financiación, hay que saber a qué nos comprometemos y cómo lo cumpliremos."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©