P. Edronkin

La credibilidad o el caos (Parte XVII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

"Es decir, algunas características culturales y personales pueden resultar perjudiciales a la hora de relacionarse seriamente con otros, y la falta de respeto por las normas imperantes es algo que en definitiva, solamente sirve para causar problemas en el presente e hipotecar el futuro a cambio de nada.

En consecuencia, la ineptitud y los errores de juicio de estos líderes de nuestra historia continúan causándonos males mucho después de que han abandonado el gobierno. En efecto: si el país donde vive ha adoptado en la década de 1970 alguna actitud como la de nacionalizar o estatizar empresas extranjeras, sin importar las razones, los gobiernos de otros países, los bancos, y hasta las organizaciones como la ONU continuarán recordando hasta hoy en día esos hechos, y en la primera oportunidad en la que su gobierno vaya a solicitar un préstamo, apoyo político o lo que sea, se lo recordarán. La nacionalización sin más demuestra cierto grado de estupidez y de ingenuidad, por creer que una empresa se beneficia solamente por los recursos que maneja: eso es asumir que se piensa que los recursos naturales, por ejemplo, son los que garantizan el éxito y la prosperidad, olvidándose de que cualquier actividad requiere de una buena administración para ser exitosa, cosa que los semianalfabetos que frecuentemente sugieren medidas de este tipo jamás estarán en condiciones de proporcionar. Es una mentira de ignorantes para ignorantes.

Lo que hoy en día puede parecer una hazaña, o lo que en su momento podía resultarnos algo casi patriótico, continuará constituyendo un dolor de cabeza para las generaciones venideras. Un absurdo por el cual los nietos observarán a sus abuelos con una mezcla de vergüenza, frustración y asombro.

En efecto, un mal Presidente o líder, que destruye la confianza de la opinión pública tomando medidas económicas desacertadas, causando inflación, desempleo, problemas ecológicos, guerrilla, etc. afecta al riesgo que su país presenta a terceros puesto que de estas cosas, por más que se pretenda no hablar, son tomadas muy en cuenta por financistas internacionales y gobiernos, y consecuentemente, encuentran su camino en la valoración del riesgo país."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©