P. Edronkin

Los problemas del planeta requieren de una nueva lógica de liderazgo (V).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"A fines del siglo XIX y principios del XX, los estados gustaban de medir sus fuerzas sobre la base de cuantos acorazados o cañones poseían sus ejércitos y armadas. Los tratados internacionales se referían al tonelaje de los barcos y al calibre de los cañones. La debacle de la Primera guerra Mundial terminó con estas creencias.

Luego le siguieron las organizaciones políticas tiránicas que alcanzaron la cima de su poder con la Segunda guerra Mundial. En ese período, los tratados internacionales serían para que algunos estado se repartieran lo que no les pertenecía, a expensas de otros: la concesión internacional de Shanghai, en China, Polonia, Checoslovaquia, etc. y se creía que con emplear a los estados débiles como moneda de cambio se evitarían otros problemas. 50 millones de muertos fue el resultado de tales ideas.

Luego medimos nuestro avance sobre la base de cuantos misiles balísticos le podíamos arrojar a nuestros vecinos versus los que podíamos recibir, casi como en un partido de fútbol. De este modo, adefesios como la “Doctrina de la Seguridad Nacional” lograron que naciones democráticas y republicanas se aliaran, en pos de la “libertad” con regímenes dictatoriales tan venenosos como los que deseaban combatir.

La Guerra de Vietnam nos debe servir de recuerdo, en la que los Estados Unidos, con tal de combatir a una tiranía del campo ideológico opuesto, apoyaron a otra tiranía cuya credibilidad era insostenible entre sus propios ciudadanos."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©