Don Pablo Edronkin

La legitimidad de los líderes (VIII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Hay algunas cuestiones muy atávicas en lo que representa el pasaje de poder de un individuo a otro, asumiendo que todas las normas reales y formales se cumplan: la coronación de un rey, el acto de asunción de mando de un presidente, el nombramiento de un juez, etc. son actos en los que se desarrolla una muy importante dosis de simbolismo con raíces muy primitivas.

El hecho de entregar un diploma o colocar sobre la cabeza una corona no cambia a la persona ni física ni moralmente, pero sí conduce a un cambio psicológico tanto en quien recibe la distinción, como en la población que observa el acto.

Por ello, las transmisiones de mando son muy importantes, pues dan una especie de empuje o inercia de legitimidad al nuevo líder, aunque esto no basta para garantizar su calidad.

Es sabido que a lo largo de la historia, varios líderes informales que han derrocado a sus rivales formales, han intentado por diversos medios que estos últimos reconocieran de alguna manera a los nuevos.

Cuando la Cámara de los Comunes bajo la égida de Oliver Cromwell juzgó al Rey Carlos I y le condenó a muerte, una de las cosas que buscaban más desesperadamente era que el derrocado monarca reconociera los fueros de la Cámara para juzgarle, y por ende, la transmisión implícita del poder legal del Rey a Cromwell."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©