P. Edronkin

Un método para identificar y entrenar líderes (XVI).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

"Si el líder inexperto es formal, entonces lo que se obtendrá es el proverbial tecnócrata, muchas veces altanero en sus supuestos conocimientos académicos y científicos, y poco dispuesto a escuchar palabras de personas que piensan de forma diferente, argumentando que “no saben nada”.

En este caso, lo que se obtendrá es una situación similar a la que se observó como evolución de las sociedades de la Argentina y el Brasil durante la década de 1990 al año 2000, en la que personas académicamente calificadas en el aspecto económico, que tuvieron importantes consecuencias en otros campos, y si bien produjeron números financieros saneados, crearon una miríada de nuevos problemas.

En estos casos, el efecto a largo plazo es distinto al que produce un liderazgo informal descontrolado, pero igualmente pernicioso, pues los integrantes de la organización o sociedad, transformados en meros espectadores, observan cómo la gente supuestamente calificada es incapaz de resolver problemas, o bien, como los líderes formales empiezan a perder contacto con sus subordinados, para pasar a crear su alquimia sin ninguna atención a las consecuencias.

En estos casos, lo que se obtiene es una reacción contraria de los subordinados muy similar a la que sienten muchas personas cuando un científico pretende sostener que la ciencia se encuentra más allá de la moral."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©