P. Edronkin

Un método para identificar y entrenar líderes (XV).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"El hecho de que estén por encima de la norma en cuanto a su capacidad de gerenciación y liderazgo no significa de manera automática que estarán efectivamente listos para ocupar determinados puestos y asumir determinadas responsabilidades.

En muchos casos, el exceso de confianza aplicado de esta manera ha llevado a que estos nuevos líderes cometieran errores por su falta de madurez, o no estuvieran a la altura de las circunstancias y de esa forma, truncaran sus carreras promisorias en forma temprana y abortiva. Esto puede evitarse.

Si esta característica imprudencia se combina con la personalidad de un líder informal, puede generarse un entorno aberrante, en el cual los derechos y las obligaciones de las partes no se respeten, y cada uno de los integrantes de la organización empiece a actuar por cuenta propia.

La Revolución Francesa, y el descontrol en el que se incurrió tras lograrse los objetivos iniciales de los revolucionarios, es un buen ejemplo de lo que sucede en estos casos.

Los líderes revolucionarios no supieron adaptarse al cambio de ser opositores a ocupar puestos de autoridad, no pudieron luchar contra su propia retórica inflamatoria expresada cuando carecían de la experiencia suficiente como para actuar de manera más política, y en definitiva, la revolución los sobrepasó a ellos y acabó con sus vidas en muchos casos."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©