P. Edronkin

Un método para identificar y entrenar líderes (VIII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Esto no quiere decir que un líder revolucionario sería bueno en tales circunstancias de por sí, y que el hecho de que uno de estos asuma el control de la situación sería una garantía, pero sí que cuando se requieren cambios, los líderes informales son siempre preferibles a los formales.

En tales casos, para que los cambios resulten razonables, provechosos y sin consecuencias colaterales peores que lo que se intenta modificar, hace falta entender el talento de un líder informal, encauzarlo, y dotar a la persona que cuente con él de los conocimientos necesarios para cumplir una buena labor.

Esto es especialmente importante en el caso de los líderes informales pues es bastante común que entre los mismos, el grado de instrucción académica y formal sea relativamente bajo.

El problema de contar con una formación pobre, es que tales líderes tenderán a cometer numerosos errores, y resultará muy difícil evitarlos o subsanarlos sin quitar de por medio a tales líderes pues, al ser personas que cuentan con una importante ascendente entre la gente, tenderán a pensar que su criterio siempre será el mejor, actuarán con una especie de soberbia primitiva y continuarán siendo apoyados por la gente que, obnubilada por la imagen de su líder, no verá las consecuencias iniciales de sus errores o las explicará responsabilizando a terceros."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©