P. Edronkin

Consejos de Trekking: ¿Disciplina? (VI).




Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"No avisar a terceros de nuestras intenciones relacionadas con una montaña, un paraje desconocido, etc. puede resultar en un problema serio, pues si nos sucede algo, no habrá nadie que nos pueda hallar rápidamente, o en definitiva, que nos pueda hallar aún después de muertos.

Si se produce un accidente; si algún integrante de nuestro grupo sufre una fractura o una herida que le impida movilizarse, nos veremos en la difícil situación de transportarlo sin ayuda, pues nadie sabrá donde estamos.

Si no podemos transportarle, tendremos que perder tiempo que puede resultar vital solamente en hacer lo que podríamos haber hecho sin inconvenientes antes de partir; es decir, avisar de nuestra presencia.

Y si nosotros mismos estamos heridos, pues bien, no habrá quien nos rescate hasta que nos encuentren, que es algo que probablemente se logrará, pero la cuestión es cuando, y si en ese entonces el hecho nos servirá de algo o no.

Siempre debe avisarse al menos a dos personas acerca de nuestra partida, nuestras intenciones, la zona en la que pensamos permanecer, y nuestro itinerario de regreso.

En algunas regiones del mundo esto se ha establecido como requisito legal, pero no es el caso de Latinoamérica donde en realidad existen muchas regiones que todavía no han sido exploradas por el hombre."


Waldorf.
Extraviarse en lugares como este podría resultar
peligroso de no contar con asistencia exterior.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©