P. Edronkin

Enrique Oliva, alias Francois Lepot, está equivocado respecto del Rey de la Araucanía (III).




Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El libro del Lepot parece más un ajuste de cuentas personales o la ventilación de resentimientos políticos que un trabajo serio.

El empleo de la falacia no formal citada (ver explicación aquí) se inicia desde el capítulo I. Asumiendo que fuera cierto todo lo que dice el autor en su libro, las conclusiones deberían estar estructuradas como tales, y no ser impresas desde el inicio de la obra pues actúan como condicionantes.

Mucho más lógico hubiera resultado iniciar el libro de forma imparcial para luego llegar a las conclusiones de forma debidamente razonada. Aplicar los calificativos que emplea, y de la manera que lo hace, desde el primer capítulo, condicionan al lector. 

Esto no es esclarecedor, precisamente, y basta ver que con la animosidad manifiesta que existe en la mente del autor hacia el Príncipe Boiry, a quien no conozco y con quien no tengo contacto alguno, para llegar a la conclusión de que el libro está estructurado para lograr algo más que esclarecer puntos históricos oscuros.

Para alguien con ciertos conocimientos de lógica, la detección de esta falacia únicamente contribuye a desacreditar al propio trabajo pues, reitero, Oliva las debería conocer por ser un rancio académico.

El empleo de la falacia lógica no formal citada como menciona Copi en su libro, es un recurso que se aplica cuando no hay otra manera de desacreditar a la otra parte. De esto se desprende que cuando se aplica, realmente algo de verdad o de razón debe tener el contrincante de quien emite tales aseveraciones desacreditadoras, y que dicho emisor teme en realidad que tales argumentos sean escuchados.

Por otra parte, que la persona de Antonie I existió desde un punto de vista físico no cabe ninguna duda, y parece que tampoco puede dudarse del hecho que intentó en reiteradas oportunidades recuperar el poder como Rey de los indios de la Araucanía y de la Patagonia.

En esto, Antoine I no se diferencia de muchos líderes políticos, incluyendo los argentinos y chilenos como Perón, que se estuvo exiliado en España para volver luego a la Argentina, y tantos políticos chilenos que estuvieron exiliados durante la dictadura del General Pinochet.

La táctica de descrédito a cualquier precio de la persona del Rey de la Araucanía se ve a primera vista, literalmente, pues ya en el capítulo I el autor, sin explicar demasiado de dónde saca tales conclusiones, Lepot minimiza la imagen del supuesto Rey, llegando a criticar hasta su aspecto personal y su cuerpo, lo cual en sí es de escasa relevancia salvo para crear una imagen buscada, pues si por el aspecto personal nos guiáramos para juzgar la capacidad de las personas o los hechos históricos, entonces la reina Victoria de Inglaterra nunca podría haber sido considerada como la constructora de un imperio a causa de su obesidad y por qué no, fealdad. 

El General Perón parece haber sido estéril, y muchos de nuestros héroes patrios no dejaron descendencia, por lo que estas aseveraciones resultan incorrectas e improcedentes.

Si no fuera que el rey era de origen europeo, tanto como el autor, muchos de los comentarios que se hacen podrían entenderse hasta como una velada forma de racismo, y desde un punto de vista occidental, podrían entenderse como políticamente poco correctos.

Si admitimos que a fines del siglo veinte no es correcto mofarse de los ciegos por su ceguera, de los obesos por su exceso de peso, etc. entonces parece poco procedente que un autor universitario y periodista dedique unos buenos párrafos a desacreditar a una persona sobre la base de su aspecto físico, cabellera, forma de la cara e incluso enfermedades, algo que el autor menciona en reiteradas oportunidades.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©