Don Pablo Edronkin

Consejos de montañista: qué hacer si encuentra un cadáver o un accidentado.




Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Si usted se encuentra alguna vez formando parte de un grupo de rescate o socorro, buscando montañistas extraviados, ya sea vivos o muertos, uno de los lugares en los que más frecuentemente se encuentra a los cuerpos es en las grietas y grutas de nieve.

Es frecuente que en medio de una tormenta, los andinistas o alpinistas se refugien dentro de grietas o túneles socavados por el agua en los neveros y glaciares, o bien que, en el caso de tratarse de cadáveres, los cuerpos hayan sido arrastrados por el agua de los arroyos que discurren dentro de las masas de hielo o nieve.

Cuando se encuentra un cadáver en la boca de uno de estas grutas, casi con seguridad se trata de una persona que ha fallecido muchos años antes y cuyo cuerpo se ha desplazado lentamente hacia ese lugar.

Sin embargo, es necesario aclarar que la momificación de los cuerpos, muy común en las montañas, no indica a simple vista el lapso de tiempo transcurrido entre la muerte y el hallazgo, por lo que también podría tratarse de un caso reciente, el cual evidentemente requerirá de una investigación forense.

Gruta en el Cerro Bolsón.
Una gruta en la nieve del tipo en las que se suele hallar a los accidentados.
Muy cerca de donde se tomó esta fotografía fuimos testigos de la 
desaparición de un grupo de varios andinistas.


En estos casos, lo mejor es tomar fotografías del lugar y de las evidencias, y concurrir prontamente a la estación de policía más próxima.

Tenga en cuenta que desde el momento de haber hallado un cuerpo, usted es parte de una causa legal, y casi con seguridad tendrá que brindar un testimonio oficial, por lo cual las fotografías pueden serle de utilidad. Por otra parte, es aconsejable que en estos casos no toque nada, de ser posible, a fin de no perjudicar cualquier investigación posterior que sea necesaria, y de no implicarse innecesariamente en un caso que podría ser serio.

Por otra parte, le conviene consultar con algún abogado para colocar en contexto su situación. Lamentablemente, en casos así la línea entre ser un simple testigo o quedar imputado por un supuesto asesinato no es muy clara. Los investigadores - asumiendo que sean honestos y profesionales - deben contemplar todas las posibilidades, y si, por ejemplo, resulta que la víctima ha fallecido de forma muy reciente, un investigador promedio va a colocar la lupa incluso sobre todos los testigos, familiares, colegas, enemigos, etc de la víctima.

Aunque usted no haya hecho nada, el detective a cargo de la investigación no tiene por qué saberlo. Si usted se encontró con un cuerpo, hasta que aparezcan datos que aclaren la cosa, para el investigador usted bien puede ser el responsale de la muerte. Por eso, además de pensar en la víctima, en ayudar, en cumplir con la ley y la sociedad, piense en usted y no olvide de buscar asesoramiento legal, aún cuando usted sepa que es completamente inocente de cualquier cargo.

Recuerde que vivimos en un mundo imperfecto, en el cual su palabra no va a alcanzar para que los investigadores le crean. Pero del mismo modo, la palabra o suposición de que los investigadores van a proceder de forma correcta a usted no le puede servir como garantía. Puede que tener que visitar a un abogado le estropee las vacaciones y le cueste dinero, pero no hacerlo podría costarl emucho más, y sin que usted tenga ninguna responsabilidad en lo acontecido.

Más información:

Supervivencia.

Cursos relacionados.

Bibliografía.

Exploración e investigación.

Artículos y textos de Andinia.com.

Compra y venta de equipo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©