Don Pablo Edronkin

Consejos de montañista: incluya un poncho como parte de su equipo.




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El poncho es uno de los elementos de mayor utilidad que un expedicionario, aventurero o montañista puede llevar consigo.

Se ha registrado más de una cincuentena de usos diferentes para el tradicional poncho argentino, que van desde el abrigo hasta la construcción de toldos, hamacas y refugios de circunstancia.


Construyendo un refugio con ponchos

Los mejores ponchos son los de empleo militar. El ejército norteamericano los adoptó hace algunas décadas y puede decirse que para los fines del campinista o aventurero típico, este es el mejor diseño, al menos por ahora. Nunca hay que descartar que algo mejor pueda aparecer.

Estos ponchos pueden unirse entre sí para formar grandes estructuras, y son muy sólidos, además de impermeables.

Ponchos empleados en un vivac de emergencia.
En esta fotografía puede verse un refugio de circunstancia tras una 
tormenta de montaña, el cual se construyó uniendo varios ponchos 
entre sí por medio de sus botones y sellando las uniones con cinta 
de embalaje. Camp David, Patagonia, Enero de 1999.


Otra de sus ventajas es que cada uno de ellos es lo suficientemente grande como para cubrir tanto al caminante como a su mochila en caso de lluvia.

Existen diversos accesorios para complementar estos ponchos, como un forro de abrigo interno que permite emplearlos cómodamente como sacos de dormir o una adición para la vestimenta de marcha, guardia, etc.

Este forro puede emplearse también como una mata o frazada de forma independiente.

Los dos inconvenientes principales de estos modelos son su peso y el precio, relativamente elevado, de los ponchos nuevos.

En lo que respecta al peso, supera el kilogramo, lo cual es bastante para un elemento de esta clase, y el precio de un poncho nuevo supera, en los EE.UU, los cuarenta dólares.

En algunos casos, es posible obtener ponchos usados en relativamente buen estado por alrededor de quince dólares.

Pese a estas desventajas, la combinación de solidez, calidad y prestaciones de estos ponchos los hacen mucho más aptos que los de naturaleza puramente comercial para las expediciones de aventura de cierta exigencia. Nuevamente, no hay que descartar que aparezcan en el mercado productos de mejor calidad, nuevos materiales, etc. pero en principio y hasta la fecha, lo que afirmamos respecto de estso ponchos se mantiene.

Más información:

Supervivencia.

Cursos relacionados.

Bibliografía.

Exploración e investigación.

Artículos y textos de Andinia.com.

Compra y venta de equipo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©