P. Edronkin

Un consejo para los viajeros: tengan cuidado con las diferencias culturales.




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Habiendo vivido en la Argentina, en y en Alemania, y habiendo visitado numerosos países, creo que es necesario advertirle al viajero, explorador sobre la importancia de tener en cuenta las diferencias culturales existentes en las diversas sociedades.

Algunas de estas diferencias culturales son claras, otras más sutiles, pero siempre están y determinarán la forma en la que se llevará la relación entre nosotros y los locales.

Agricultoras italianas
Agricultoras de la campiña Italiana reciben a unos
nuevos visitantes en su pueblo. Fotografía tomada 
por A.H. Braun en Italia, 1944.


Lo más importante que hay que tener en cuenta es que sin importar cuan ridículas nos puedan parecer las costumbres locales, las cuales pueden ser hasta racionalmente absurdas desde nuestro punto de vista, hay que respetarlas.

En el noroeste de Argentina, el norte de Chile, Perú y Bolivia, la gente que pertenece étnicamente a la mayoría de los grupos indígenas, creen que tomarles fotografías, videograbar o filmar a las personas es equivalente a robarles el alma.

Desde un punto de vista práctico, a un occidental esta apreciación puede parecerle algo absurda, pero de cualquier forma, como ninguna cultura es superior a otra, simplemente nadie tiene derecho a pasar por alto esta norma.

Por otra parte, no tenemos derecho a herir la sensibilidad de nadie, y basta simplemente tomar el argumento desde otro punto de vista para entender lo que puede sentir una persona cuando considera que se están avasallando sus derechos: en el caso de los países musulmanes, los derechos de la mujer son entendidos de otra manera, y una mujer occidental se sentiría directamente atropellada en muchos casos.

Los occidentales, con razón o no, observan algunas costumbres incluso como delictivas, como la circuncisión femenina, muy común en ciertas culturas.

Esto quiere decir que hay que tener mucho cuidado con el respeto de las normas existentes en otros países, y hay que entender que cuando viajamos, quedamos sujetos a las leyes, normas y costumbres del país del que seremos invitados. No se aplicarán las leyes y costumbres de nuestro país, sino del otro, e incluso si tuviéramos un problema legal y recurriésemos a las autoridades consulares de nuestro país, pronto veríamos que poco podrían hacer.

Es aconsejable informarse al menos de las costumbres más importantes, gestos y palabras que pueden resultar ofensivas. Esto debe tenerse en cuenta incluso para el caso de países que comparten un mismo idioma: es bien sabido que entre los diversos países hispanohablantes existen palabras que tienen un sentido muy diferente en diversas regiones, y su utilización inocua en un lugar, puede resultar muy ofensiva en otro.

Obviamente, un turista o visitante no puede normalmente, aprender todas las minucias culturales de una región, y generalmente los habitantes del lugar serán tolerantes, pero es necesario conocer al menos los aspectos más importantes.

Aprender algo acerca de la legislación local, algunas palabras en el idioma o dialecto del lugar, un poco de geografía y de la sociedad lugareña pueden ser muy útiles pues no solamente ello nos evitará problemas, sino que también nos podrá en una luz más favorable. La gente generalmente aprecia a los extranjeros que se toman el trabajo de tratarlos con respeto, en vez de considerar a un pueblo como una simple atracción turística.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©